Inicio arrow Psicosomatica SpanishCatalàEnglish
28.06.2017
Menu Inicio
Inicio
Artículos
Buscar
Contacta
Mapa Web
Menu Terapias
Somatic Experiencing
EMDR
Niños/Adolescentes
Terapia Individual
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Asesoramiento
Hipnosis
PNL
Novedades
Psicosomatica Imprimir E-mail

PSICOSOMÁTICA

En concreto, se emplea el término psicosomático para designar los factores psicológicos que inciden sobre enfermedades médicas. Entre ellos podemos distinguir los factores de riesgo y los de protección o de “resiliencia” (resistencia a la enfermedad).

La medicina psicosomática pone el acento en la unidad de la mente y el cuerpo, y en su interacción recíproca. Sostiene que los factores psicológicos son importantes en la aparición de enfermedades. Está en discusión si participan en el inicio, en la progresión, agravamiento o exacerbación de una enfermedad o en la predisposición o la reacción a ciertas enfermedades, y en cuáles de ellas.

Los estilos de afrontamiento definidos como los esfuerzos para manejar las demandas externas e internas que se perciben como estresantes o que desbordan las capacidades habituales de respuesta de la persona difieren según los individuos, aunque se encuentren ante una situación similar (como una catástrofe colectiva).

Diferentes estilos de afrontamiento del estrés influyen en la capacidad de la persona para eliminar o reducir la fuente de estrés y su impacto emocional y psicofisiológico.

Teoría del estrés

Cannon, en 1920, ya demostró que la estimulación del sistema nervioso autónomo, en particular del sistema simpático de la “lucha/huida”, que era útil en el animal, en el humano civilizado que no podía recurrir a estas opciones, provocaba enfermedad (por ejemplo, cardiovascular).

Selye creó un modelo de estrés o “síndrome de adaptación” con 3 fases:

  1. reacción de alarma (por ejemplo, trastorno por estrés agudo y postraumático),
  2. estado de resistencia (por ejemplo, fibromialgia) y
  3. estado de agotamiento (por ejemplo, síndrome de fatiga crónica).

Las vicisitudes de las vida especialmente en las edades tempranas, los traumas grandes (T) y los pequeños traumas (t) que generan síntomas de estrés postraumático crónico, están entre los factores ambientales más reseñados en patología psicosomática.

En dichos estados se observan determinadas constelaciones de respuestas de los neurotransmisores, endocrinas e inmunitarias al estrés. Así nacieron ciencias que estudian estas correlaciones diagnósticas y posibles tratamientos transdisciplinares, la Psiconeuroinmunología y la Psiconeuroendocrinología, que constituyen la Psicosomática del siglo XXI.