Inicio arrow Depresión arrow Factores de Riesgo SpanishCatalàEnglish
25.06.2017
Menu Inicio
Inicio
Artículos
Buscar
Contacta
Mapa Web
Menu Terapias
Somatic Experiencing
EMDR
Niños/Adolescentes
Terapia Individual
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Asesoramiento
Hipnosis
PNL
Novedades
Depresión Factores de Riesgo Imprimir E-mail

FACTORES DE RIESGO

Existen una serie de factores que predisponen a la aparición de un cuadro depresivo. Estos factores son como un conjunto de condiciones que al interactuar entre sí, hacen más vulnerable al individuo para desarrollar una depresión.Depresion

Algunos de estos factores son los siguientes:

  • Edad: La depresión puede aparecer a cualquier edad pero el riesgo de padecerla aumenta con la misma. La edad de comienzo suele ser a partir de los 25-30 años para la depresión unipolar, y en la adolescencia para la bipolar.
  • Sexo: El porcentaje de mujeres deprimidas es significativamente más alto que el de hombres, sin que existan grandes diferencias interculturales.
  • Antecedentes familiares: El riesgo de padecer una depresión es mayor si existe este tipo de antecedentes, lo cual pone de manifiesto una cierta vulnerabilidad biológica.
  • Acontecimientos vitales: La presencia de numerosos acontecimientos estresantes puede ser un elemento que favorezca la aparición de síntomas depresivos.
  • Estilo de vida: La falta de hábitos saludables (ocio, ejercicio físico, relaciones sociales, etc...) puede favorecer la aparición de estados depresivos.
  • Recursos personales: La falta de estrategias para hacer frente a las dificultades de la vida supone un factor de vulnerabilidad para la depresión.
  • Apoyo social: El hecho de disponer o no de un círculo social estable, puede incidir en el grado de aislamiento de un individuo y en la dificultad para acceder a reforzadores.
  • Estilos cognitivos: Las personas que, en general, tienden a valorar las situaciones de forma negativa y a realizar atribuciones incorrectas, presentan un mayor riesgo a generar síntomas depresivos.
  • Habilidades de resolución de problemas: El déficit de recursos para resolver los problemas y tomar decisiones puede favorecer los sentimientos de indefensión.
  • Déficits en habilidades básicas: Las habilidades instrumentales y las habilidades sociales permiten al individuo adaptarse a su entorno. Una carencia en este tipo de recursos nos hace más vulnerables a la depresión.