Inicio arrow Terapia de Pareja SpanishCatalàEnglish
miércoles, 28 junio 2017
Menu Inicio
Inicio
Artículos
Buscar
Contacta
Mapa Web
Menu Terapias
Somatic Experiencing
EMDR
Niños/Adolescentes
Terapia Individual
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Asesoramiento
Hipnosis
PNL
Novedades
Terapia de Pareja Print E-mail

TERAPIA DE PAREJA

La terapia de pareja tiene como finalidad ayudar a resolver los diferentes tipos de problemas de relación que afectan a las parejas.

Los conflictos de pareja no tienen una sola causa clara y aislada: las expectativas puestas en la relación, la educación de los hijos, las familias de los dos miembros y de la pareja, la adaptación a los diferentes momentos del ciclo vital, la monotonía, el distanciamiento, etc.,

La terapia de pareja se ha desarrollado con notable éxito

No existe una manera matemática de prever el número de sesiones necesarias, pero normalmente está entre 6 y 15 sesiones.

TERAPIA SEXUAL

La terapia sexual tiene como finalidad resolver los diferentes tipos de problemas sexuales que afectan a las personas o a las parejas.

Los trastornos sexuales se caracterizan bien por una alteración de los procesos propios del ciclo de respuesta sexual, o por dolor asociado con la realización del acto sexual, o sencillamente por la insatisfacción.

Se calcula que 4 de cada 10 parejas sufrirán una disfunción sexual a lo largo de su vida.

Disfunciones sexuales más habituales:

  • eyaculación precoz
  • dificultad por conseguir o mantener una erección (impotencia)
  • carencia de deseo sexual (en hombres y mujeres)
  • fobia sexual y/o aversión al sexo
  • dificultades por conseguir el orgasmo
  • vaginismo (dolor)

La gran mayoría de las disfunciones sexuales no tienen una única causa, sino que se deben a muchos aspectos relacionados con la educación, el contexto social y normativo en que se vive, el mayor o menor grado de experiencia sexual, la edad, las condiciones físicas y de salud, la mejor o peor relación de pareja, etc.

Aun cuando en muchos de los casos la causa de la disfunción es de tipo fisiológico, y por lo tanto, el tratamiento debería ser de tipo médico, la mayoría de las disfunciones sexuales son de origen psicológico o relacional, y por lo tanto, este debe ser el tratamiento a llevar a término, lógicamente por profesionales expertos.

Tanto la psicología como la medicina han aportado gran cantidad de técnicas y estrategias terapéuticas que permiten abordar con altas probabilidades de éxito la mayoría de las disfunciones sexuales.