Inicio arrow Psicologia Médica arrow Esclerosis Múltiple SpanishCatalàEnglish
25.06.2017
Menu Inicio
Inicio
Artículos
Buscar
Contacta
Mapa Web
Menu Terapias
Somatic Experiencing
EMDR
Niños/Adolescentes
Terapia Individual
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Asesoramiento
Hipnosis
PNL
Novedades
Esclerosis Múltiple Imprimir E-mail
Tabla de Contenidos
Esclerosis Múltiple
Página 2
Página 3

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

La esclerosis múltiple es una enfermedad de causa no conocida que afecta al sistema nervioso. Ocurre más frecuentemente en mujeres, y suele ocurrir en edades jóvenes. Los síntomas más frecuentes son la neuritis óptica, produciendo disminución de agudeza visual en un ojo,trastornos sensitivos, trastorno de la marcha y del control de la orina.
La enfermedad tiene un curso muy variable.
Muchas veces la enfermedad cursa en brotes con síntomas que aparecen bruscamente y mejoran parcial o completamente en días o semanas.
La cortisona mejora los brotes de la enfermedad, durando menos y dejando menos secuelas.
El interferon beta ha demostrado disminuir el número de brotes. Su dificultad en administración y su elevado coste limita su aplicabilidad. Probablemente otros medicamentos también disminuyen la probabilidad de un nuevo brote.

CONCEPTO

La esclerosis múltiple (E.M) es una enfermedad del sistema nervioso. No se conoce la causa. Probablemente está inducida por un virus en los primeros 15 años de vida, y posteriormente se produce una alteración autoinmune, es decir un error en nuestros mecanismos de defensa que desencadena la enfermedad.
Lo más característico es la presencia de lesiones múltiples en forma de pequeñas placas distribuidas en los nervios ópticos, y en determinadas regiones del cerebro y de la médula espinal.
La lesión afecta a la mielina, que es la envoltura de las prolongaciones de las células nerviosas (axones). Esta sustancia, la mielina, mejora y hace más rápida la conducción nerviosa.

CAUSA

No se conoce la causa de la enfermedad.
Las hipótesis sobre las causas proceden de varios hechos:

1. Esta enfermedad tiene una distribución geográfica especial, siendo más frecuente en los países que están más alejados del ecuador. Así la mayoría de países africanos y sudamericanos tienen pocos pacientes con esta enfermedad. En España hay una incidencia media, mientras que la enfermedad es muy frecuente en el norte de Estados Unidos, Canadá, y los países del norte de Europa, en su mayoría países ricos y con gran potencia investigadora. Esto sugiere que o bien estas razas tienen una mayor predisposición o bien que hay un factor externo que lo desencadena más fácilmente en estas poblaciones.

2. Los estudios sobre emigraciones demuestran que en los emigrados antes de los 15 años desde un país de alta incidencia (Norte de Europa) a uno de incidencia media (Israel) la posibilidad de contraer la enfermedad es la del país de destino (Israel). Esto cambia si se emigra después de los 15 años. En este caso el riesgo es el del país de origen, indicando que en estos años se contrae algo que va a producir más tarde la enfermedad.

3. Los hermanos gemelos de un enfermo con esclerosis múltiple tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad que un hermano no gemelo. El riesgo de que un familiar de un paciente contraiga la enfermedad es algo mayor que el de la población normal, pero es bajo. No se trata de una enfermedad hereditaria monogénica o monofactorial. De todo ello deducimos que la enfermedad se contrae en los primeros 15 años de vida, que hay un factor posiblemente externo que lo induce, pero que solo los predispuestos genéticamente la contraerán.

CLINICA: SÍNTOMAS Y SIGNOS DE LA ENFERMEDAD

La enfermedad es algo más frecuente en mujeres que en hombres. Habitualmente comienza entre los 15 y 30 años de edad y los síntomas se suelen presentar en forma de "brotes" que aparecen en horas o días y que remiten parcial o completamente en el curso de semanas o meses.
Los síntomas suelen variar mucho de unos enfermos a otros y de un brote al siguiente en el mismo enfermo. Sin embargo, existen ciertos síntomas bastante comunes a todos ellos:

  • Trastornos visuales: la neuritis óptica. Se caracteriza por pérdida de la agudeza visual en un ojo con alteración en la visión de colores.
    Puede acompañarse de algo de dolor al mover el ojo. Sin embargo, es excepcional que un paciente de esclerosis múltiple quede ciego.
    Otro tipo de alteración visual es la visión doble. No son raros los brotes que cursan con visión doble, aunque la alteración suele ser transitoria.
    Menos frecuente es una oscilación de las imágenes. Ello se llama oscilopsia, y puede mejorar a veces con medicamentos.
  • Trastornos de la marcha. Es uno de los problemas más frecuentes y que mayor incapacidad produce en estos enfermos. Suele ser debido a falta de equilibrio y menos frecuentemente a falta de fuerza. En la mayoría, el trastorno de equilibrio y el de fuerza se combinan.
  • Trastornos sensitivos en forma de hormigueos, acorchamiento, disminución de la sensibilidad o incluso dolor. Pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo. El dolor no es un síntoma frecuente en esta enfermedad. Puede aparecer una neuralgia de trigémino, con dolor en la cara de tipo intenso, breve, y que aumenta al tocarse, hablar o con el agua fría. Otro tipo de dolor es la presencia de calambres dolorosos en cualquier parte del cuerpo. Suelen ser transitorios. Generalmente mejoran con carbamacepina.
  • Trastornos en el control de la orina. La necesidad de tener que orinar rápidamente es el síntoma inicial. Posteriormente aparece la incontinencia.
  • Trastornos en la potencia sexual. La impotencia en el varón es frecuente en los estadios avanzados de la enfermedad. Sin embargo el apetito sexual suele mantenerse.
  • Cansancio. Muchas veces los enfermos de esclerosis múltiple suelen referir un cansancio muy importante. Puede ser transitorio. Probablemente va ligado a múltiples factores tales como el esfuerzo que hay que hacer, el ánimo, y otros desconocidos. A veces mejora con medicación.