Inicio arrow Niños/Adolescentes arrow Dific. Aprendizaje SpanishCatalàEnglish
28.06.2017
Menu Inicio
Inicio
Artículos
Buscar
Contacta
Mapa Web
Menu Terapias
Somatic Experiencing
EMDR
Niños/Adolescentes
Terapia Individual
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Asesoramiento
Hipnosis
PNL
Novedades
Dificultades Aprendizaje Imprimir E-mail

DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

Se consideran dificultades de aprendizaje aquellas que responden a la incapacidad del alumno para enfrentarse con éxito a las demandas que se le plantean en la escuela. Cuando el niño o adolescente tiene esta dificultad se distancia del resto de sus compañeros por su bajo rendimiento.

Nos encontramos con dos tipos de dificultades:

  1. Dificultades de aprendizaje evolutivas: perceptivas, de atención, de memoria, resolución de problemas...
  2. Dificultades de aprendizaje académicas: lectura, escritura, deletreo, expresión escrita, y aritmética...

Son fáciles de detectar en la escuela, y es ésta la que suele avisar a los padres cuando el niño no sigue el ritmo del grupo o presenta conductas inadecuadas.

Es muy importante la valoración de la escuela y la posible derivación a un centro de psicología especializado para la evaluación y posterior tratamiento.

TDAH

Si a su hijo le cuesta estar atento, no para quieto porque es muy movido, los profesores se quejan de su actitud en clase, se aburre fácilmente, no acaba las tareas...

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad es un trastorno de origen neurobiológico que se caracteriza por la presencia de tres síntomas típicos:

  1. Déficit de atención
  2. Impulsividad
  3. Hiperactividad motora y/o vocal

Cuando estos síntomas interfieren en casa, la escuela y el entorno en general, es aconsejable realizar una consulta con un profesional de la psicología o psiquiatría para su evaluación y tratamiento.
Si este problema no se trata, cuando llegan a jóvenes funcionan peor a nivel social, psicológico, académico y laboral en comparación con otros jóvenes.

DISLEXIA

La dislexia es el problema para aprender a leer que presentan niños cuyo coeficiente intelectual es normal y no aparecen otros problemas físicos o psicológicos que puedan explicar estas dificultades.

Dado el uso prioritario de la lectura y la escritura en la enseñanza actual, la cantidad de niños que tienen dificultades escolares por esta causa es un factor relevante a tener en cuenta por profesores y profesionales.

En la práctica distinguimos tres tipos de dislexia:

  1. Dislexia evolutiva: aparecen dificultades y síntomas parecidos o iguales a los disléxicos en niños que inician su aprendizaje, pero rápidamente estos síntomas desaparecen por sí solos durante el aprendizaje: inversiones en la escritura y / o en la lectura, adiciones, omisiones, escritura en espejo, vacilaciones, repeticiones...
  2. Dislexia madurativa: son las dificultades de aprendizaje de la lecto-escritura que se dan en niños con deficiencias intelectuales.
  3. Dislexia adquirida: se produce como consecuencia de algún trauma craneal que afecta al área del lenguaje en el cerebro.

Ocurre, con gran frecuencia, que al niño se le tacha de vago, distraído y se atribuye a estas características su mal funcionamiento escolar, presionándole para que trabaje, atienda, y de alguna manera menospreciándolo por su incapacidad para aprender. Hay que tener en cuenta que la realidad es justo al revés, ya que el síndrome disléxico es una dificultad para el aprendizaje y no es algo que el niño pueda controlar voluntariamente.
Por eso es importante la detección precoz de estos síntomas, antes de que generen problemas de personalidad. En vez de ignorar las dificultades, atribuirlas a la desidia, distraibilidad, o inmadurez, es conveniente la derivación hacia el psicólogo con el fin de descartar problemas de deficiencia intelectual u otros y orientar el diagnóstico hacia un correcto tratamiento.

REEDUCACIÓN

El objetivo principal de las reeducaciones es que niños y adolescentes aprendan a afrontar sus dificultades escolares y/o de aprendizaje (problemas de concentración, motivación, memoria, técnicas de estudio...). Uno de los trabajos más importantes a realizar en las reeducaciones es solventar el fracaso escolar y las secuelas emocionales que éste puede causar en el niño y su familia.
Reeducar significa “volver a educar, corregir algo mal integrado o no integrado”. Las reeducaciones fijan como objetivo cubrir las insuficiencias que han ido apareciendo. Para ello se establece un plan de trabajo con unas etapas muy delimitadas, en las que se pone el acento en los aprendizajes escolares. La frecuencia de las reeducaciones y el plan a seguir vienen determinados por el profesional, la escuela y la familia.